Ciruelillo: Fibras orgánicas funcionales desde la Patagonia.

¿Cómo nació la idea de tu emprendimiento?

Siempre me llamó la atención el trabajo a telar, pero lo veía como algo distante, hasta que me compré un telar y lo tuve guardado varios meses, por el estallido social se aplazó muchas veces el curso que debían hacerme para aprender a usarlo, hasta que busqué tutoriales por internet y aprendí lo básico, luego comenzó la pandemia y tejí mucho, nunca me lo planteé como un emprendimiento sino más bien para satisfacer una necesidad artística, pero me di cuenta que obtenía productos que gustaban mucho y los comencé a vender.

¿Con que conceptos describes tu trabajo?

Mi trabajo en telar María es a pequeña escala, me gusta trabajar con fibras naturales, como la lana de oveja y de alpaca, definiría mi trabajo como diseños simples, sobrios y funcionales.

¿El trabajar en localidades extremas nunca es fácil, sientes que ha sido más difícil para ti poder desarrollarte en la región?

No para nada, al contrario, siento que el vivir en esta región, con este clima, con esta forma de vida más lenta y rodeada de naturaleza, me ha impulsado a hacer lo que hago, la tecnología ayuda mucho a difundir el trabajo artesanal y no es complicado hacer envíos fuera de la región.

¿Qué desafíos te planteas de aquí a los próximos años con tu emprendimiento?

Me gustaría aprender nuevas técnicas, con el objetivo de ir enriqueciendo mi trabajo, me gusta experimentar y no me imagino mucho tiempo haciendo exactamente lo mismo, siempre innovando.

¿Cómo ha sido la experiencia en pandemia? 

Para mí, todo este mundo del telar comenzó en pandemia, creo que el encierro y la necesidad de ocupar productivamente el tiempo me mantuvo firme y centrada en esto, pude avanzar y aprender muchísimo más de lo que habría podido hacer con una vida “normal”, también creo que la pandemia ha servido para revalorizar el trabajo artesanal y para darnos cuenta que somos capaces de hacer muchas cosas con nuestras manos.

Relátanos alguna experiencia memorable vivida con tu emprendimiento. 

Mi primer encargo me lo hizo una de mis mejores amigas, yo había tejido muy poco y ella me encargó tres tapices grandes para sus sillones, no sabía cuanta lana comprar, ni de qué tipo, cuanto cobrar, ni cuanto me demoraría, y lo más importante no sabía tejer un tapiz, busqué información, hice muestras y experimentos, hasta que logré un súper buen trabajo, ella quedó muy conforme y yo también, fue un tremendo desafío para mí y una muestra de confianza por parte de mi amiga, que no olvidaré nunca.

Los invito a visitar mi Instagram para conocer mi trabajo, hago entregas en mi casa y envíos a todo Chile por distintas empresas de envío.

Redes Sociales: Instagram @ciruelillo

Correo electrónico de contacto: mar_sepulveda@yahoo.com

Nombre completo de tu emprendimiento: Ciruelillo

Ventas online